21.10.10

Resumen de una vida.


Vivo desconectado del mundo, soy una pequeña isla de inconsciencia incapaz de ver tierra en el horizonte. Estoy solo conmigo mismo y nada de lo que pasa más allá de mis playas consigue importarme. Mi único interés en esta vida, es sobrevivir. Es un interés involuntario, manipulado y egoísta, pero ni siquiera de eso me doy cuenta. Me han educado en una burbuja de reflejos y espejos totalmente desligados de la realidad.

No soy culpable ni conocedor de lo que soy, y por lo tanto no tengo la posibilidad de pensar en cambiarlo. Me siento cómodo y seguro preocupándome de mi cotidianidad pues es lo único que mis ojos pueden ver, es lo único que mi mente puede manipular. El sistema es perfecto, y yo, finalmente no soy más que otro vegetal que mediante un proceso de manipulación social aporto mi molécula de oxígeno diaria a este capital sistema de vida.
De esta forma, puedo hacerme tan grande como sea posible, sin tener la posibilidad de cambiar absolutamente nada de lo que me rodea, sin poder mover ni una sola extremidad, con el único fin de engordar hasta el infinito donde una gran explosión de mi propio cuerpo me espera impaciente. Una explosión que acabará llegando sin ninguna duda, que servirá para alimentar a los gusanos y para que la vida vuelva a nacer donde la muerte yacía, creando un circulo vicioso de vegetales inmóviles eternamente.

Solo la ya putrefacta cultura puede sacarnos de aquí...