19.12.10

El Jardín Freudiano.


Escondido en una de las remotas islas que aparecen y desaparecen en medio del Atlántico, se encuentra una pequeña parcela de tierra, un trozo de naturaleza que guarda un secreto indescifrable para el ser humano. En el pasado, el agua y los nutrientes de la tierra era fuente suficiente para hacer crecer las plataneras, pero ahora, algo trascendental ha cambiado, pues no son capaces de dar fertilidad a las rosas y frutales que en el presente ocupan su lugar. Un extraño suceso ha conseguido relacionar el lugar con la parte más profunda y personal de las personas que lo cuidan y conviven con él. Es el estado de animo de una familia que bien podría haber sido macondiana, lo que dictamina que sabor tendrán los frutos, el brillo y el olor de las rosas, la inclinación de los girasoles e incluso la actividad del minúsculo universo animal que cualquier jardín envuelve.

Este lugar es en realidad, un espejo del alma y todas las personas que nos hemos visto envueltos en sus encantos tuvimos la sensación de estar volviendo al hogar. Mimar sus parras, regar sus rosales o quitar los hierbajos se convertía en una actividad de ensimismamiento que no requería esfuerzo alguno. Se establecía un diálogo inconsciente entre el lugar y la persona, un acuerdo de mutua supervivencia que ofrecía la absoluta verdad a través del color de las hojas o de la frondosidad de las enredaderas.
Todo el esfuerzo del mundo llevado a cabo por el mejor jardinero de la isla era insuficiente si una nueva catástrofe asolaba a la familia, pues solo sus miembros podía dar vida a aquel lugar dándose vida a ellos mismo, solucionando todas las encrucijadas que este mundo junto con sus perturbadas mentes les ponía en el camino.
Es así como este intrigante lugar que en un principio solo parecía ser un barómetro, se ha convertido en un punto de referencia fundamental que es capaz de cambiar nuestra vida, pues si algo tiene la naturaleza, al contrario que las personas, es que siempre te dirá la verdad a la cara. La verdadera dificultad radica en no malinterpretar o desestimar el valor del mensaje.

A pesar de estar tan lejos, se con seguridad, que pocas hojas deben quedar alzadas en los frutales, que las rosas han perdido sus pétalos y que los pájaros llevan meses enjaulados en otro planeta. Sin embargo, si algo me ha enseñado este jardín mágico es que hasta que no muera el último de los gladiolos, hasta que no caiga el último higo o desaparezca el último rosal quedará la infinita posibilidad de que la vida vuelva a nacer de si misma, pudiendo ser incluso más esplendorosa que en la época en que las plataneras consiguieron mantener vivo a todo un archipiélago.

21.10.10

Resumen de una vida.


Vivo desconectado del mundo, soy una pequeña isla de inconsciencia incapaz de ver tierra en el horizonte. Estoy solo conmigo mismo y nada de lo que pasa más allá de mis playas consigue importarme. Mi único interés en esta vida, es sobrevivir. Es un interés involuntario, manipulado y egoísta, pero ni siquiera de eso me doy cuenta. Me han educado en una burbuja de reflejos y espejos totalmente desligados de la realidad.

No soy culpable ni conocedor de lo que soy, y por lo tanto no tengo la posibilidad de pensar en cambiarlo. Me siento cómodo y seguro preocupándome de mi cotidianidad pues es lo único que mis ojos pueden ver, es lo único que mi mente puede manipular. El sistema es perfecto, y yo, finalmente no soy más que otro vegetal que mediante un proceso de manipulación social aporto mi molécula de oxígeno diaria a este capital sistema de vida.
De esta forma, puedo hacerme tan grande como sea posible, sin tener la posibilidad de cambiar absolutamente nada de lo que me rodea, sin poder mover ni una sola extremidad, con el único fin de engordar hasta el infinito donde una gran explosión de mi propio cuerpo me espera impaciente. Una explosión que acabará llegando sin ninguna duda, que servirá para alimentar a los gusanos y para que la vida vuelva a nacer donde la muerte yacía, creando un circulo vicioso de vegetales inmóviles eternamente.

Solo la ya putrefacta cultura puede sacarnos de aquí...

18.9.10

Frente al espejo


Siento que algo oscuro dentro de mi toca a la puerta con desesperación. No puedo creerme tantas mentiras infundadas, tantos comentarios y noticias estúpidas. No conozco el lugar en el que vivo y recientemente me he dado cuenta de que tampoco conozco el lugar de donde vengo. Que nadie se equivoque, soy demasiado adulto para andarme con crisis existenciales.

Miro por la ventana, desde lo alto, y veo a la gente como multitud de muñequitos sacados de maquetas de arquitectura. Todos iguales, pequeñitos, “caminando” sin saber absolutamente nada y aparentando saberlo todo. Veo como nuestra sociedad se diluye lentamente, consumiéndose y desapareciendo en el más profundo de los abismos. No puedes esperar de ellos ninguna reflexión que no se haya escuchado antes en la televisión, no puedes esperar de ellos que conserven un mínimo de respeto y humanidad, ni siquiera puedes esperar de ellos interés por las circunstancias sociales con las que conviven. Están demasiado ocupados pensando cual va a ser el próximo modelito que se van a comprar, o el próximo vídeo juego que sale al mercado, o la próxima mujer que les de sexo a cambio de un poco de cariño. Están demasiado ocupados pensando en lo importante que son sus insípidas vidas, maquillándolas y contándosela a los demás como si fuera una novela de Dickens, sin darse cuenta de que existe mucho más detrás del telón de lo cotidiano.
La gente se sorprende de las matanzas, las bombas y los asesinatos, pero ¿que puedes esperar de una sociedad cuyos niños quieren ser futbolistas o acabar en la cama de algún torero gracias al reality de turno? ¿como podemos progresar si a lo único que nos enseñan por esos 50 centímetros cuadrados por los que vemos el mundo es a matar y a comprar?
El camino que seguimos no solo evoca a la extinción de nuestra especie como la conocíamos hasta el momento, sino que además ya no podremos volver atrás, por que simplemente habremos olvidado como eramos en el pasado. Quizás por que no estará digitalizado, quizás por que este nuevo boom de la imagen va a conseguir que se aniquilen todos los principios de honestidad y humildad que nos quedaban. El que quiera conocer su propia verdad, que se mire al espejo y que piense en todo el dinero que ha desperdiciado creando su propia imagen hacia los demás. Ropa, complementos, silicona, interiores minimalistas, cuberterías para invitados y un sin fin de necedades que solo son el revestimiento de lo que podríamos llegar a ser si dejáramos de pensar en las opiniones manipuladas por los medios de comunicación-persuasión que los demás pueden tener de nosotros.
Para terminar, a modo de consejo personal y sin pretender que resulte paternalista, creo que todos los que leéis esto deberíais empezar a pensar que la realidad es el término más irreal que existe. Es un concepto que depende de millones de factores que están en constante cambio. Lo que hoy es una ley universal, mañana estará en los libros de historia. Si crees en una verdad tangible o visible, acabarás siendo un idiota más. Debemos empezar a cuestionarlo todo. Se que no es un buen método para ser feliz, pero ya nada puede salvarnos del monstruo en el que nos hemos convertido.

Nada es real, no conocemos a nadie, no conocemos este lugar...

18.8.10

Carta de J.G. von Herder.


Sobre el sentimiento nacional...


Por desgracia, sabemos que en el mundo pocas cosas hay más contagiosas que la locura. Debemos investigar la verdad laboriosamente y mediante razones, pero aceptamos la locura sin apenas percatarnos y sólo por imitación o por efecto de la sociabilidad cuando convivimos con un loco y participamos de buena fe en la parte cuerda de sus ideas.
La locura se contagia igual que el bostezo, de la misma manera que los rasgos físicos o los estados de ánimo pasan de unos a otros, como una cuerda responde y corresponde a otra armónicamente. Si añadimos a esto el cuidadoso esfuerzo que lleva a cabo el loco para confiarnos sus opiniones predilectas como si se tratara de un tesoro, y si encima el loco sabe comportarse educadamente, ¿quién no compartirá con toda inocencia la locura de un amigo simplemente por complacerle y luego aceptará y transmitirá a otros esa creencia?
Los seres humanos vivimos unidos gracias a nuestra buena fe y gracias a ella hemos aprendido, si no todo lo que sabemos, sí lo más provechoso. Además, ¿no suele decirse que los locos no mienten? La locura, en tanto que es locura, necesita participar en sociedad, la locura se crece en sociedad dado que en sí misma no tiene ni base ni certeza. Para alcanzar sus propósitos se sirve hasta de la peor de las sociedades.
La locura nacional es todavía más terrible. Lo que ha echado raíces en una nación, lo que un pueblo aprecia y reconoce, ¿cómo no va a ser verdadero? ¿Quién podría dudarlo? El lenguaje, las leyes, la educación, la manera cotidiana de vivir, todo lo consolida e insiste en lo mismo. Aquel que no comparta la locura nacional es un idiota, un enemigo, un hereje, un extranjero. Si además, como suele suceder, esa locura es cómoda o beneficiosa para grupos sociales concretos, muy especialmente los más distinguidos, o incluso beneficiosa para todos (según suele decir la locura misma), si la han cantado los poetas y la han publicado los filósofos, y, en fin, si la opinión popular proclama que justamente esa locura es la gloria total de la nación, ¿quién les llevaría la contraria? ¿Quién no optaría, aunque sólo fuera por cortesía, a sumarse a ella?
Incluso las dudas que podría provocar una locura contraria no hacen sino consolidar la ya aceptada pues los caracteres de los pueblos, las sectas, los estamentos y las gentes chocan unos con otros y por eso las personas buscan un acuerdo común. De este modo la locura se convierte en el auténtico escudo nacional, así como en blasón estamental o estandarte gremial, según los casos.
En verdad que es terrible cómo se aferra la locura a las palabras tan pronto como queda impresa en ellas con toda su fuerza. Un reputado jurista llegó a decir que hay un conjunto de imágenes dañinas unido a la palabra «sangre»: «limpieza de sangre», «justicia de sangre», «sed de sangre»... A las palabras «herencia», "posesión", «propiedad» les sucede lo mismo. Palabras y signos que no tenían en sí ningún significado fueron adoptados por los partidos políticos y con una locura contagiosa trastornaron mentes, destruyeron amistades y familias, asesinaron personas y arrasaron países y naciones. La historia está llena de esos nombres demoníacos y podríamos escribir con ellos un diccionario de la locura que daría cuenta de los más veloces cambios y los más drásticos contrastes.

(Ésta carta fue seleccionada por Walter Benjamin y Willy Haas para su inclusión en una antología de textos de la ilustración y el romanticismo en mayo de 1932 como advertencia ante las amenazas del nacionalismo y el fascismo.)

15.7.10

Todo acaba, todo empieza...


La muerte andaba por su casa vacía mientras reflexionaba sobre su reciente aparición pública. Ya nadie iba a creer que su mal comportamiento le llevara a ella, ahora el mundo entero sabía que solo el azar y su humor cada mañana, eran lo único realmente importante. " Si no podemos evitar el azar, solo nos queda disfrutar de la estancia." Evidentemente esto no es un hotel de cinco estrellas, pero es imposible saber que pasa cuando llega el día de hacer las maletas.
Aquella mujer enérgica y con un siniestro carácter ya no podía mantener el orden en la humanidad, el mayor de los miedos había desaparecido. Después de millones y millones de años, la humanidad había conseguido liberarse de sus propias fantasías divinas.
Siento decirle, ilustre señora de negro, que esta nuestra especie, tiene tan poco sentido común, que esta nueva libertad mental creará un crecimiento exponencial de sus horas de trabajo. Es desolador que necesitemos sentirnos desprotegidos y asustados, paralizados por el miedo, para no autodestruirnos.

No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que esta etapa de la humanidad ha llegado a su fin, algo nuevo empieza, y nosotros, los primitivos de esta nueva era de la tecnología y la pantalla, somos los encargados de construirlo. Ni se os ocurra mirar a otro lado, es nuestro deber.


...algo que debería ser la salvación, puede convertirse nuevamente en nuestra destrucción...


24.6.10

Marisco y vino.


Baila sobre los pasos de una de sus canciones favoritas, no sabe explicar el porqué, y nunca sabrá hacerlo. Basta un sonido, una estrofa, una intuición para desbancar al mundo figurativo e interpretar a ese otro estado que nada tiene que ver con los sentidos, que depende de los estímulos y de la sensaciones. Las gafas de sol no me dejan ver tus ojos ni tus interpretaciones. No se como puede acabar esto, pero una nueva melodía suena y cada segundo se vuelve más intenso. El tío que encabeza la carrera, nos guía por un camino que jamás llegaremos a comprender y donde las mentiras se vuelven parte de nuestro sustento. Nada podemos hacer por mejorar esa vieja guitarra que suena cuando llegas a Boston. Un te quiero suena tan lejano como nuestra palabras retumbando contra las cristaleras de nuestro piso de Les Corts. No sabemos donde estamos ni la influencia de nuestros pensamientos, pero tenemos la esperanza de ser más que nada, de ser un apoyo, una fuente de vitalidad donde un asolado desierto reinaba.

Cuando la lampara de ikea funciona como micrófono y las gafas de sol me transportan al Ray Charles de los años 70, nada puede desilusionarte, lo eres todo.
Sin ti, este mundo no tendría sentido.
Eres ese caballo que corre libre por el campo.

20.6.10

Fugacidad infinita.


Año tras año, un extraño. Un fragmento de otro mundo. Algo desconocido.
Una lluvia de deseos, allí donde el cielo se muestre generoso, desprende de su piel pedazos de su alma. El exquisito suceso consigue reunirnos frente a la noche estrellada, para observar ese dinámico momento como si fuera el último. Una visión anual, un encuentro que nunca dejará de ser especial. La nítida realidad de las luces de la ciudad empañan su esplendor. Olvidarnos de nosotros mismos, de nuestras vidas, es lo mejor que nos puede pasar, pues nada debería empañar tus lágrimas San Lorenzo.
Aunque presuma de saberlo todo de ti, imitando a un Freud reinventado, nunca he sabido como mirarte. Resultas tan imperceptible como el aire. Perseguirte es trabajo de los artesanos que te buscaban entre la bruma de nuestras cumbres. Primavera de Boticelli, transformación en estado puro en la noche de Madrid.
Eres un resplandor, un instante abrumador. Posees una belleza inexplicable que simplemente sobrecoge. Salvaje, desconocida, volátil y atractiva.
No se como llegó a mi tu visión, solo se que hay algo de entrópico en nuestra relación. Puede que hoy llueva en Italia, puede que Barcelona no me deje ver el sol, pero estoy seguro de que pase lo que pase, yo nunca dejaré de añorarte. Ya no es una cuestión de atracción, ahora simplemente es admiración. Seguiré esperando, como cada año, que llegue ese día de verano en que iluminas mi noche.
Aunque nuestros encuentros solo puedan ser fugaces, para mi siempre serás eterna.

¿Cuanto hace que no paras y miras al cielo?

8.6.10

Atrapados entre la vigilancia y el sueño.


" Sigo viéndote llorar cada mañana delante de mi, sin mirarme, con tu vestido rojo erosionado por el tiempo, con tu sublime melancolía enmarcada por la profunda luz de la mañana. Sigues abrumándome con ese dolor que yo he provocado y que ahora solo puedo contemplar impotente.
"

Finalmente iba ha poder subirme al avión. Los 30 minutos que tarda un taxista en llegar desde Barcelona al aeropuerto del Prat, no habían sido suficientes para asimilar la extraña sucesión de actos paranoides que parecía haberse apoderado de mi mente. Las imágenes y los conceptos se escondían entre la ensoñación y la realidad, dejando atrás todo aquello que creía conocer y controlar. Me sentía como un extraño en el lugar que hasta el momento había sido mi hogar, mi mundo.
Al entrar por las “integradas” puertas giratorias, una mirada me desveló un nuevo mundo. Tuve la sensación de que todo el mundo me vigilaba, me seguían, observando de soslayo como si me pasara algo, como si fuera un famoso convicto recién salido de la Modelo. Cada paso que daba por el reflectante suelo me llenaba de un vértigo aterrador, de una soledad y un vacío que superaban incluso las fuerzas de mi cuerpo. Todo me pesaba profundamente, no podía quitarme la sensación de llevar mil ojos clavados en la nuca, juzgándome, analizando cada movimiento, esperando el momento oportuno para abalanzarse sobre mi como hienas en la Sabana, hambrientas de sangre y carroña. No sabía quien me perseguía, si pretendían matarme o arrestarme, o si simplemente seguía en una de mis nuevas crisis paranoicas.
Decidí seguir mi camino dejando mi integridad en manos del azar, pues yo estaba demasiado desorientado para poder repercutir en mi destino. Los pasos marcaron un ritmo disimuladamente tranquilo y la cabeza gacha consiguió evadirse de las amenazantes miradas.
Poco a poco conseguí atravesar las diferentes estancias hasta llegar a la larga terminal donde las cintas te agilizan el camino. No tenía muy claro si aquello había terminado cuando me percaté de un sutil detalle. El cambio de temperatura entre el suelo y la cinta, me había delatado que iba descalzo. Aquello se me antojó claramente psicótico, pues aunque hacía más de un año que había cogido el taxi, recordaba perfectamente que llevaba zapatos puestos. Me volvía a sentir desnudo, pero no lo estaba y el aspecto de mis pies era deplorable, parecía extremadamente enfermos. Tenían ese tono blanco tirando a transparente que te permite ver con claridad las hinchadas venas y sus hematomas. Ni siquiera me parecían mis pies, cada vez tenía más claro que aquello no podía ser real.
Al cerrar los ojos, pude verme desde una cámara de seguridad situada por encima del ángulo de visión de las personas. Me veía a mi mismo descalzo dejándome llevar por aquella cinta transportadora con cara de asustado, sin saber a donde iba en realidad.
(En ese momento, escucho un ruido que proviene de la puerta de la habitación de enfrente. “Pero eso es imposible, llevo tres días solo en casa escribiendo todo esto, nadie más me acompaña.” Mi corazón se acelera e intento escuchar con detenimiento. Al instante intuyo que la manecilla va a empezar a girar, como en una película de terror, y así lo hace, suelto el ordenador sobre la cama y me preparo para lo peor, la puerta se abre y apareces tú. ¿Y quien eres tú? ¿a caso eres un lector?. ¿Que haces aquí? ¿Vienes a matarme o te mueres de curiosidad? ¿No serás tu quien me vigila en el aeropuerto verdad?)
Al volver a abrir los ojos, veo la inmensa cola de gente que espera para coger mi avión, pero ahora que he descubierto que estoy siendo vigilado, no tengo claro que ese vuelo sea mi destino. Me voy acercando a la cola mientras me lo pienso y veo que todas esas personas están muy obesas, exageradamente, y además llevan muchísimas bolsas y maletas de todo tipo. Dan la impresión de llevar años haciendo esa cola.
Vuelvo a sentirme agobiado y empiezo a buscar una salida urgente. Al mirar a la izquierda, en la otra banda de la terminal, una escultura que ahora viste de verde y que por fin me mira a los ojos, empieza a insinuarme de una forma casi telepática hacia donde dirigirme. Esa mirada es el principio de mi propio camino.
Al acercarme, ella me saluda con una sonrisa cómplice, esta vez sin lágrimas, para acabar diciendome: Este es el destino que siempre habías deseado, pero debo advertirte que estarás completamente solo en ese avión. Nadie puede acompañarte ni ayudarte a terminar la historia, solo tú mismo puedes hacerlo. Yo seguiré esperándote cada día, porque sin ti no puedo respirar, no puedo vivir...

Intenté responder, pero ella me calló con su dedo en mis labios, así que empecé a caminar hacia la pasarela que me llevaría a mi destino. En la pantalla de información, dos palabras intercambiaban destellos.
Muerte = Vida.


Segunda parte de “Atrapados por la corriente” publicado en abril de 2009

6.6.10

Sensibilidad convencionalizada impuesta con sangre


Si aun no has visto lo que hay detrás de la montaña, afortunado de ti. No te presiona el pecho el saber, no sufres las nauseas de la injusticia, no mueres de ganas de morir por la irremediable impotencia que te absorbe cada gota de energía, cada aliento.

Subirse sobre la mesa y taconear, despojarse de las vestiduras, cambiar el punto de vista y la apariencia, conseguir una visión global de cada centímetro de tierra.
Soy el cigarro a punto de convertirse en colilla que en un intento desesperado de cambiar el porvenir, utiliza su calor y la presión del dedo para intentar atravesar la capa de barniz que protege la madera de la mesa. Pero en estos tiempos, incluso la madera es insensible al fuego y este asqueroso vicio usado por este autor como metáfora transgresora acaba apagándose como el resto de los de su especie, sin que aquello que en algún momento soñó que podría realizar ocurra.
Así es el destino llamando a la puerta, así es cada uno de los cigarros que luchan contra la capa de barniz, así son todas las personas que intenta explicarle a la perdida sociedad cual es el camino, a quien creer y a quien tratar como las sanguijuelas con corbata y coche oficial que son.
¿Y que podemos hacer si la capa de barniz es impenetrable?, ¿si los niños rodeados de moscas solo consiguen que cambiemos de canal?, ¿si la injusticia, la injuria y la muerte forma parte del día a día de una forma aberrante?
¿Debo a caso tirar la toalla, irme a vivir a una cabaña de “barnizada” madera, perdida en medio de la nada donde ninguna señal de este oscuro mundo pueda afectarme?
¿Debo convertirme yo también en la insensible madera en la que os habéis transformado?
¿Es a caso la banalidad, la ignorancia y el egoísmo la única forma de ser feliz?
Si es así, elijo el dolor, elijo la tristeza y las lágrimas, elijo vivir incomprendido y odiado. No es la manera más bella de sentir, pero al menos seguiré estando vivo, al menos no seré madera...

22.5.10

Bien inexistente, mal inventado.


Un pequeño rayo de luz te golpea la cara. Tu vida es tan disparatada que es imposible saber con exactitud donde estás esta mañana. Diferentes olores, sabores y sensaciones, en su mayoría reconocibles y desagradables debido a la turbulenta noche anterior. Una habitación oscura que huele a un sexo desenfrenado y desligado de cualquier tipo de sentimentalismos. Sexo puro, del que solo existe por si mismo, el sexo por el sexo, el sexo de las vanguardias (llevar el arte por su propio camino, con su propio lenguaje, sin depender ni siquiera de la realidad figurativa, sin depender siquiera del marco del cuadro. La pintura no será más que pintura, y eso la hace realmente pura.)

Un profundo vació de sensaciones vuelve a sacudirte incesante mientras vas recuperando la consciencia. Vuelves a estar en la soledad de ninguna parte, sin saber por donde salir ni a donde quieres ir. Tu dolorido cuerpo presenta las magulladuras habituales confundidas entre las antiguas. Solo dos caladas más tarde, antes de empezar a buscar tu ropa, la consciencia vuelve a castigarte por estar haciéndote tanto daño y de tantas maneras, que ya no sabes por donde empezar a remediarlo.
Siempre lo tuviste todo en la vida, nunca pasaste hambre, ni te dieron nada por lo que luchar. Sobre protegida y mimada, perteneces a una generación acomodada, repleta de sabelotodos que no saben nada. Te criaron para ser princesa, y todavía no saben que saliste rana.
Ahora, lo único que te queda es salir corriendo como cada mañana.

El mazo de la justicia divina, ha declarado culpable a este pobre ser, pero yo, mucho más benevolente, la declaro víctima de una sociedad cargada de prejuicios, hipocresía y fanatismos.
Todo lo que te han enseñado es mentira, tu consciencia está condicionada por los siglos de miedo que han sufrido tus antepasados y progenitores. Debes desvincularte, divorciarte de esta supuesta realidad para poder crear tu propio juicio, tu propia moral, pues a este mundo cínico, prepotente y salvaje, le faltan cien años para llegar a entenderte y aceptarte. Tu único pecado ha sido experimentar y no dejarte atrapar por la rutina.

...una de esas noches donde el mal y el bien se mezclan, para demostrarte que ninguno de los dos existe...

19.5.10

¿Podrían hacerme el favor de ser idiotas?


Un espectro se cierne sobre Europa...


¿Alguien se ha parado a pensar en el funcionamiento de los programas del corazón? Creo que todos estaremos de acuerdo en que no son televisión de calidad, aunque sean los más populares. Pero lo que me preocupa, es lo inmensamente trabajados que están.
Un pequeño grupo de “sabios”contertulios hacen las veces de entrevistadores de un personaje famoso de la farándula actual, moderados por algún pavo real rebosante de desparpajo. Hasta aquí todo más o menos normal, pero lo interesante, es que al igual que pasa con las series de televisión, estos personajes de la vida real, siguen una trama dentro del programa (disimuladamente interpretada) como si fueran sus propias vidas. Sarcasmos, insultos e incluso agresiones forman parte del largo elenco de situaciones exageradamente interpretadas. Es decir; están creando algo que todos sabemos que no es de calidad y encima lo hacen con gran esmero, no dejando nada al azar, con guión milimetricamente estudiado y temporizado. Seguramente está incluso ensayado. Esto es como si resucitáramos a Miguel Angel para que viniera con un martillo y un cincel a fin de esculpir el pedazo de mierda más perfecto de la historia.
¿Por qué la cadena más rica de España gasta su dinero en esculpir una mierda perfecta?
Mi intuición me dice que si esto se realizara porque es lo que vende y lo que la audiencia quiere no habría necesidad de tenerlo tan bien estudiado, sería cuestión de soltar a los mismos idiotas en un plató y ellos solos se encargarían de atraer a la estúpida audiencia. Pero no es así, lo tienen perfectamente analizado y estudiado, lo repiten por todas las cadenas no solo de España, sino de todo el mundo, le dan publicidad e invierten millones en esta escultura, escatológica en ambos sentidos. Ultimamente, incluso los ministros parecen verse atraidos por el mundo de la escatología... ¿Cual puede ser el fin de semejante barbarie?
Analizando programas más serios como las noticias, podemos llegar a conclusiones mucho más alarmantes. Os recomiendo que un día que no tengáis el estomago frágil, os miréis las noticias de todas las cadenas. Comprobaréis que la mayoría de las noticias trascendentales son las mismas en cada cadena y luego tendremos una serie de noticias a veces variables y a veces no, que carecen en absoluto de trascendencia. Los diez primeros minutos suelen dedicarse a los políticos (hay que darles publicidad cada día sean del partido que sean), sucesos internacionales de importancia y a algún acontecimiento importante en nuestro país (el rey se cogió el pito con la cremallera). Los siguientes 20 minutos están dedicados plenamente a lo que se conoce como desinformación.
Esta es la lista de noticias de desinformación de la cadena más moderna del momento el día de hoy: Un hombre casi atropellado por un tren, los taxistas nos timan, consejos para el bronceado, wonderbra y su nuevo modelo, en Nevada proclaman el 16 de mayo como el día de Mocedades, mujer asesinada por su ex-pareja, la nueva miss América es musulmán y dicen que puede ser terrorista, comer bien fuera de casa y con menú barato es posible, deportes, etc, etc, etc. Evidentemente, este es el apartado del miedo. Aquí es donde recitan el mayor número de sucesos trágicos que les lleguen de las agencias.
¿Es posible que no pase nada más en el mundo? ¿De verdad es tan importante el bronceado, los sujetadores y comer barato fuera de casa como para dedicarle 3 minutos a cada cosas en el programa más informativo de la cadena? Nada cuadra, esto es inexplicable.
Y mejor no hablemos de la publicidad, pues cada 30 minutos nos pasamos 10 escuchando una vocesita que nos dice al oído: compra, compra, compra. Si no compras no serás nadie. No he hecho el cálculo, pero supongo que cada cadena emitirá unas dos o tres horas de publicidad al día.
Últimamente, también están muy de moda los programas que enmarcan, veneran y publicitan el capitalismo como si fuese el gran sueño a seguir por todos. Las casas de los ricos, las amas de casa de la moraleja bebiendo café a 6 euros la taza, los mejores yates, etc.
Haciendo un pequeño resumen, tenemos unos medios de comunicación que esculpen una mierda perfecta para que la veamos, no nos cuentan nada realmente importante de lo que pasa en el mundo y se pasan varias horas al día diciéndonos que tenemos que comprar, comprar y comprar para llegar a ser tan ricos y felices como esos maravillosos cínicos pretenciosos que salen comprándose vestidos por miles de euros. El resto del tiempo, se dedican a entretenernos con programas de humor o deportivos, para que no nos de tiempo de plantearnos cosas como la que yo estoy intentando plasmar en este texto.
No deberíamos llamarlos medios de comunicación, deberíamos llamarlos medios de persuasión. Son el gran elemento de manipulación social, son el elemento que en buenas manos podría salvar el mundo y en las equivocadas, que es donde está ahora, destruirlo.

Las televisiones se excusan en los máximos de audiencia para afirmar que la gente quiere una televisión basura. Ellos dicen ser de los que creen que las circunstancias hacen al hombre, yo creo que debe ser el hombre quien determine sus circunstancias y ellos saben que esta es la realidad.
Ahora, después de entender como funcionan los medios de persuasión, debemos preguntarnos el porqué. Señoras y señores, bienvenidos a Matrix.
Esta es la forma que tienen los que manejan los hilos de educar a una sociedad para que no proteste ni sospechen nada cuando les digan:
  • Hay un hombre que se llama Sadan que vive a muchísimos kilómetros de aquí y que tiene armas de destrucción masiva. Para salvarte, vamos a coger muchísimo dinero del gobierno y se lo vamos a dar a empresas privadas para que nos den armas y así poder ir y matar a todos esos terroristas que intentan aniquilarnos.
  • Se han muerto unos cerdos o unas palomas en algún lugar del mundo por culpa de un virus muy muy peligroso y puede matar a 60 millones de personas, para salvarte, vamos a coger muchísimos millones del gobierno y se lo vamos a dar a empresas farmacéuticas para que nos curen.
  • Tres o cuatro bancos importantes están en quiebra, esto puede significar la caída del sistema capitalista. Así que para que no pierdas los 1500 euros que tienes ahorrados en el banco y no te mueras de hambre, vamos a coger millones y millones de euros del gobierno y se los vamos a dar directamente a los bancos en lo que llamaremos “inyección de capital”.
Y nosotros con nuestras cuadradas cabezas repletas de basura gracias a la televisión, no solo nos quedaremos callados, sino que les daremos las gracias y nos sentiremos felices de esos grandes héroes que velan por nosotros. Como se puede intuir, el objetivo último de todo este proceso es que el verdadero poder económico pase a manos privadas dejando las puertas abiertas para que el resto de poderes pasen más tarde, en un futuro no demasiado lejano.

No solo lo perciben mis sentidos, también lo cree así mi razón y sobretodo, lo vaticina mi intuición.

21.4.10

Creación: Calidad, sentido y emoción.


Antes de seguir leyendo es necesario, para poder entender y sentir este texto, poner a reproducir la penúltima canción en la lista de música. Yann Tiersen_Comptine d'un autre été.


La suave melodía de tonos graves enuncia el principio de un camino compartido por dos sensaciones inseparables. Seguidamente podemos sentir como una segunda mano se coloca a la derecha y establece un diálogo rítmico en tonos mucho más agudos. Empieza a emanar una complicidad coordinada entre dos ritmos que bailan acarameladamente, sin pisarse, como una pareja de enamorados en el salón de un viejo ático, intuyendo un inevitable y deseado final.
Ambos son distintos, y elaboran su propio camino, uno al lado del otro, jugando, riéndose, riñendose, pero en definitiva, existiendo y conviviendo. En la base encontramos continuidad, estabilidad y una fuerza que la mantiene totalmente pegada al suelo, si de un psicoanálisis estuviéramos hablando. Mientras que los agudos parecen saltar a su gusto por donde les apetece. Son pequeños destellos de felicidad situados aquí y allá. Aumentan su tono y su compás, varían su velocidad constantemente y se permiten el lujo de desaparecer cuando la situación lo requiere. Son la joven soñadora metida en su burbuja de fantasías, flotando por el aire sin preocuparse por lo que pasa más abajo.
Si cerramos los ojos para intentar sentir la canción, podemos imaginarnos la danza de las manos sobre el piano, intuir cada movimiento y notar la presión sobre cada una de las teclas. El emocionado pianista mantiene la concentración en su mano izquierda, se divierte con la derecha y evidentemente, tiene los ojos cerrados.
Cuando el objetivo de cerrar los ojos no es sentir la canción, sino sentirnos a nosotros mismos, podríamos estar mirando el transcurso de la vida parisina, con sus tenues y románticas luces, con el fluir de sus transeúntes y su rió, sintiendo a la vez su romanticismo y su alegría, su melancolía y su calidez. Es irremediable que la canción evoque a París.

No solo se trata de hacer una pieza bella para los oídos. Se trata de crear un guión, de definir unos personajes, de hacerlos interactuar entre si. Se trata de que la composición sea tan magnífica que podamos sentirla y formar parte de ella hasta el punto de que nos evoque sensaciones, lugares o cosas, concluyendo con un clímax, producido por un trasfondo donde se esconde una reveladora metáfora capaz de hacernos reflexionar. Después de esto, solo quedará paz, tranquilidad...

Si has terminado de leer el texto a la vez que la canción, además de entenderlo, lo habrás sentido...

10.4.10

El indispensable genio a caballo...


Aburrido y cansado, el mundo se ha detenido y no sabe como seguir girando. La apatía repta desde lo más profundo de nuestra mente con la facilidad de movimiento del propio viento. Algo me falta, pero no puedo descubrir que es, o quizás lo sepa y no quiera ni pronunciar su nombre. Luchar contra los sentimientos es la tarea más complicada a la que la razón humana ha podido enfrentarse jamás. Esconder el sufrimiento, la incomprensión o la angustia sería negarme a reconocer la realidad.

¿En que absurdo lugar nos encontramos?, ¿como es posible que solo después de la muerte se te permita pasar a la historia como un grande, como un genio?. Que inmensa debe ser nuestra necedad para no poder reconocer el valor de las grandes obras hasta que sus autores lleven años pudriéndose en un cajón de madera, o en su defecto, en alguna fosa común. Genios como Rembrandt y sobretodo Van Gogh murieron en la pobreza, vivieron en la depresión de los incomprendidos, de los que están fuera de lugar, por que este nuestro mundo no es capaz de asumir fácilmente su propia evolución. El propio Gustavo Adolfo Bécquer decía antes de morir a su amigo Augusto Ferrán. “Si es posible, publicad mis versos. Tengo el presentimiento de que muerto seré más y mejor conocido que vivo”
Todos ellos, y los muchos que me quedan por nombrar, eran conscientes de que solo la muerte los inmortalizaría, todos ellos eran conscientes de lo tristemente ciega que está la humanidad, y a pesar de saberlo, gastaron todas sus energías en enseñarnos a nosotros, los culpables de su sufrimiento, el camino a seguir.
Desgraciadamente, el río no suele cambiar su cause y volvemos a necesitar a un Cézanne, a un Piranessi, a un Otto Wagner, a un John Soane, a un Filippo Brunelleschi , a un Marcel Duchamp, o a cualquiera de esos personajes que a lo largo de la historia han intuido que la tendencia anterior estaba obsoleta o han vislumbrado cual era el siguiente paso, dándole así un empujón de fuerza tangencial a toda la esfera cultural. Esta, actualmente, no solo ha dejado de moverse, sino que además empieza a descomponerse a gran velocidad.
El aumento frenético de la velocidad con la que se producen los cambios en estos últimos treinta años, ha hecho que el imaginario de nuestra sociedad sea tan diferente al de las sociedades anteriores y esté tan lleno de vicisitudes innecesarias, que esta vez no será suficiente con pintar cuadros o escribir libros. El nuevo despertar, debería eliminar de un plumazo cosas tan arraigadas en nosotros que necesitaremos recurrir a la épica, a la suerte e incluso a lo inexplicable, para extirpar ciertos tipos de cáncer escondidos tras el entretenimiento o la apariencia. Nietzsche acabó con el concepto de Dios, pero Dios sigue vivo. En nuestros días, seguimos viendo asesinatos, muertes en nombre de éste.
No debemos conformarnos con establecer convenciones filosóficas en los altos niveles culturales, debemos centrarnos en la indefensa masa humana que se encuentra sumida en un oscuro letargo de incultura, analfabetismos, engaños, decadencia y muerte en todos los sentidos. (El que sea capaz de nombrar tres filósofos que vivan en la actualidad, que tire la primera piedra.)
Seguramente, en algún lugar de este mundo, exista alguien que ya sepa como poder “instalarnos” de forma generalizada, el filtro que necesitamos para poder seleccionar las toneladas de desinformación con la que somos bombardeados día a día. Pero, irremediablemente tendremos que esperar a su muerte para poder entender que pretendía decirnos.
Con lo valiosa que es la muerte, y nosotros buscando la fuente de la juventud eterna. Somos el caminante que persigue espejismos por el extenso y vacío desierto.

Mi epitafio rezará: De esta me hago mayor...

3.3.10

El principio, el camino, la clave...

No soy capaz de recordar todas las noches que me unieron a este mundo.

No soy capaz de asimilar la importancia que tuvieron todas las personas que me empujaron hacia delante con la fuerza de una sonrisa, un comentario inteligente o una palabra amable. Todas esas personas, y todas esas noches, pasan por nuestras vidas sin que nos demos cuenta de la importancia que tienen, hasta que estamos demasiado lejos para poder volver a recurrir a ellas. Y entonces tomamos consciencia de que todas las cosas que de verdad tienen valor, ya solo existen en nuestros recuerdos.
Resulta muy triste, pero tengo la esperanza de que con el tiempo podemos llegar a cambiarlo. Me ha costado muchos años entender por que eran tan importantes para mis abuelos las reuniones familiares, los eventos con los amigos o las ocasiones especiales. Ellos, ya son conscientes de que en esta vida, tienes mucha suerte si puedes llegar a la cama por la noche sin demasiados problemas en la cabeza. Ellos ya son conscientes de que cuando van pasando los años, te come la melancolía, por lo bellas que fueron las etapas en que las noches de carcajadas continuas y las profundas charlas entre amigos, formaban parte de la cotidianidad.
Si pudiéramos ver la realidad de nuestro mundo, nos daríamos cuenta de lo afortunados que somos y de las oportunidades que tenemos por el simple hecho de nacer en el mundo "civilizado." No olvidemos que vivimos en un mundo donde mientras unos tienes que recorrer kilómetros para beber agua, otros, con una llamada de teléfono, tiene un pizza en sus mesas. Solo por estar vivos, las posibilidades son infinitas. La revolución empieza en nosotros mismos, si queremos cambiar algo, debemos empezar por nuestro hogar... "Yo soy la revolución. Esta vive en mi"
No desperdiciemos estos años, porque posiblemente sean lo mejor que nos va a pasar en la vida. A todos los que creen encontrar la felicidad en un coche nuevo, o en una tele de plasma, os invito a buscar en vosotros mismos el placer que produce la emoción de un abrazo, de una sorpresa inesperada o de un tierno beso.

Un rumor recorre nuestro mundo...
Hoy, el mensaje debe ser de esperanza, de amor...


Dedicado a todas las personas por las que puedo decir que soy un hombre feliz.

14.2.10

La policía del amor...


Bienvenidos, ciudadanos del mundo, al fantástico día de San Valentín.

Hoy es el día perfecto para que salgáis a la calle a comprar cualquier cosa para demostrarles a vuestras pajeras que vuestro amor es infinito. Nada mejor que una colonia, un reloj, una joya o cualquier cosas material para hacer feliz a los demás. No hace falta hablarles con sinceridad, hacerles la vida más fácil, respetarlo y quererlo por ser como es, es suficiente con comprarles algo hoy,¿y le resto del año? El resto del año no haremos nada romántico, ya que nadie nos ha dicho que tengamos que hacerlo. Y así funciona todo...

El siguiente vídeo no merece que yo lo ensucie con mis palabras, solo diré, que es la acción más romántica que he visto en meses, y no fue el día de San Valentín. Tomad vuestras propias conclusiones.
Ningún vídeo mejor que este puede publicarse el día internacional del consumo en nombre del amor.




Este video lo he visto en el blog de un incansable amigo en la lucha, (Alanthano) recomiendo a todos su visita...

5.2.10

Tener, despertar, y otras ilusiones...


Como es posible estar tan ciego, como es posible tener las evidencias durante tanto tiempo delante de nuestras propias narices y seguir empeñados en no querer verlas.

No entiendo porque la mayoría de la humanidad sigue refugiandose en su pequeña burbuja de fino cristal a sabiendas de que puede romperse en cualquier momento. A menudo, las cosas acaban siendo lo que parecen ser.
Tenemos un supuesto presidente de izquierdas, que da millones de euros a unos bancos que ni siquiera tienes problemas, que quiere que trabajemos hasta los 67 años para poder pagarnos menos años de jubilación. Tenemos al fondo monetario internacional diciendo que la solución para salir de la supuesta crisis es bajarle los salarios al proletariado. Tenemos a la Organización Mundial de la Salud metiéndonos el miedo en el cuerpo diciendo que la gripe porcina matará a millones de personas cuando no supera ni de lejos el numero de muertes de la gripe común. Tenemos a más de la mitad del mundo muriéndose de hambre, mientras la otra mitad piensa en como seguir estafándolos. Tenemos politicuchos corruptos saliéndonos de debajo de las piedras desde hace 30 años. Tenemos guerras creadas gracias a cortinas de humo como las armas de destrucción masivas o el ataque a las Torres Gemelas....
Y es que tenemos tantas cosas, que nos pasamos el día pensando en como conseguir más, en como comprar más. Esa es nuestra única preocupación. "Viva la inconsciencia y el capitalismo desmesurado." "Viva el obediente y consumidor rebaño de ovejitas en el que nos hemos convertido" Cuando tengamos que pagar nuestra libertad, nos dirán, con una sonrisa en la boca, que ésta no tiene precio...

Somos un pueblo que aparentemente no tiene nada por lo que luchar, cuando abramos los ojos, se nos abrán acumulado las batallas...

16.1.10

Nada es lo que parece. Nada, es lo que aparece...


La historia de la humanidad siempre ha estado influenciada por un ente que determina y controla el comportamiento y las ideas de las personas. Desde las primeras sociedades registradas hasta el momento actual, la idea de uno o varios dioses ha estado presente con unos fines muy concretos.
Al principio consistía en dar explicación a las cosas que no entendíamos, pero poco a poco, esos fines se han transformado para crear una forma de control mental y moral con influencias a nivel mundial. Actualmente vivimos en una sociedad donde la iglesia católica ha perdido mucho poder con respecto a los siglos anteriores. Ya no pueden quemarte en la hoguera por una sospecha de brujería, así que ahora necesitamos una nueva forma de control. Un nuevo Dios.
En 1945 bajó de los cielos, por primera y seguramente por última vez, al igual que lo hiciera Jesucristo en su momento, nuestro nuevo dios.
La bomba atómica que Estados Unidos lanzó contra las ciudades japonesas de Nagasaki e Hiroshima depositó un mensaje claro en nuestras cabezas: Si no os comportáis como nosotros queremos, si no funcionáis bajo nuestras leyes y nuestro sistema de valores, tenemos el poder de destruirlo absolutamente todo. Las deidades tiene la facultad de subsistir en nuestro imaginario durante miles de años sin la necesidad de expresarse. Con bajar a la tierra una sola vez es suficiente.
Este nuevo dios, ha ido extendiendo sus ramas por nuestro planeta a base de asesinatos, engaños, mentiras y manipulaciones. Las consecuencias más directas comienzan después de la muerte de John Fitzgerald Kennedy en 1963, la de Martin Luther King y Robert Francis Kennedy en 1968. Tanto los hermanos Kennedy como Luther King fueron hombres que lucharon abiertamente contra las desigualdades sociales, la pobreza y sobre todo contra la famosa guerra interminable de Vietnam. El hermano mayor, en su etapa de presidente, llegó a intentar detener los ensayos con bombas nucleares (nuestro nuevo dios) que efectuaba su propio país. Los tres, como deberíais saber, fueron asesinados en circunstancias muy extrañas. Los archivos de las investigaciones de sus asesinatos, fueron tratados por los servicios secretos de EEUU como Top Secret y no podrán desvelarse hasta más de 60 años después de sus muertes (2030 aproximadamente). El que no huela a podrido, que se lo haga mirar.
Después de sus muerte no quedó nadie con poder para luchar contra la gran industria armamentística. En la actualidad, grandes multinacionales como General Motors poseen un valor económico superior al producto nacional bruto de países como Dinamarca o Austria. Esto se traduce para nosotros en vivir dependiendo de una red hipertécnica que desconocemos casi en su totalidad. Todos sabemos manejar un coche, un ordenador o un teléfono móvil, pero no tenemos ni idea de como se crean, de como funcionan. Lo mismo pasa con todos los aparatos que cada vez más rodean nuestras vidas. Resulta que las cosas que mueven el mundo cada vez son más secretas, cada vez nos resultan más desconocidas. Cada vez dependemos más de que las grandes multinacionales nos proporcionen, ya que nosotros no podemos hacerlo, los medios para poder subsistir en nuestro nuevo mundo.
A partir de aquí se han destruido todos los valores morales, vivimos en una sociedad completamente vacía de valores. Nuestro nuevo dios nos ha enviado un profeta que dictamina todo lo que ocurre en nuestras vidas. “Maldito compañero es Don Dinero”.
No nos engañemos, ya ni siquiera existe el amor. Es casi imposible que dos personas que se quieren vivan felices en la absoluta pobreza para siempre. Ahora el amor se ha convertido en la gran industria del sexo: regalos de cumpleaños, regalos de navidad, regalos de San Valentín, grandes bodas, bautizos, comuniones, nos compramos la casa juntos, aparatitos sexuales, divorcios, pensiones, seguros de vida, etc, etc, etc. Absolutamente todo son gastos, y absolutamente todo tiene un precio. Este precio, cada vez es más elevado y cada vez acerca más el agua hasta el cuello. Es posible que este motor consumista y capitalista ya no tenga freno.
De esta forma, la mayoría de nosotros, sin casi darnos cuenta de como ha pasado, tendremos una vida de mileurista , ajustada, con la que con suerte podremos ahorra lo suficiente mes a mes como para comprarnos un coche de vez en cuando, y además tendremos la sensación de que nada más podemos hacer. Mirando al tercer mundo incluso tendremos la sensación de que debemos estar agradecidos por poder simplemente comer. No nos dejemos engañar.

“Fantasía es el mundo de las fantasías humanas. Cada parte, cada criatura, pertenecen al mundo de los sueños y esperanzas de la humanidad. Por consiguiente, no existen límites para Fantasía… ¿Y por qué está muriendo entonces…? - Porque los humanos están perdiendo sus esperanzas y olvidando sus sueños. Así es como la Nada se vuelve más fuerte. ¿Qué es la Nada? Es el vacío que queda, la desolación que destruye este mundo y mi encomienda es ayudar a la Nada. ¿Por qué? Porque el humano sin esperanzas es fácil de controlar y aquel que tenga el control, tendrá el Poder.”


Ahora os voy a poner un listado de algunos de los objetivos, que según los expertos en la materia, tiene las personas que controlan el mundo (que no son los políticos como Obama y Zapatero) para nuestra sociedad en los años venideros.

  • Un sólo gobierno planetario, con un único mercado globalizado, con un sólo ejército y una única moneda regulada por un Banco Mundial.
  • El crecimiento cero es necesario para destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos. Cuando hay prosperidad, hay progreso, lo cual hace mucho más difícil la represión.
  • Crisis artificiales para mantener a la gente en un perpetuo estado de desequilibrio físico, mental y emocional. Confundirán y desmoralizarán a la población para evitar que decidan su propio destino, hasta el extremo de que la gente "tendrá demasiadas posibilidades de elección, lo que dará lugar a una gran apatía a escala masiva".
  • Un férreo control sobre la educación con el propósito de destruirla. (Bolonia) Una de las razones de la existencia de la UE es el control de la educación para "aborregar" a la gente. Aunque nos resulte increíble, estos esfuerzos ya están dando "buenos frutos". La juventud de hoy ignora por completo la Historia, las libertades individuales y el significado del mismo concepto de libertad. Para los globalizadores es mucho más fácil luchar contra unos oponentes sin principios.
  • Un estado del bienestar "socialista" donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformistas y alborotadores.




Tengo la costumbre de no creer a nada ni a nadie, ni siquiera a mi mismo. Por ese motivo os pido que no creáis ni una palabra de lo que anteriormente se ha expuesto, solo pido que tengáis la capacidad de pensar, investigar y actuar por vosotros mismos, sin dejaros influir por absolutamente nada.

Solo la verdad os hará libres...

12.1.10

Camino a ninguna parte...


Donde quedaron los amigos,
las conversaciones sin sentido,
donde quedó el respeto a las noches interminables,
arreglar el mundo con un simple aullido.

Murió el hombre lobo
por olvidarse de morder,
nos perdimos en la comodidad y la rutina,
morimos al olvidar las noches en que volvimos a nacer.

Cada vez soy menos yo y más todos vosotros
no tengo casa ni bandera que me abrigue,
no existen puertos, ni ningún pirata me persigue
cada vez más lejos de ti, ahora los amigos son otros.

Equivocados están los que piensan en el mañana.
Yo sin saber os digo,
lo importante no es el final, sino el camino.


“Caminante no hay camino, se hace camino al andar...”